Somos artesanos

somos artesanos 1
somos artesanos 2
somos artesanos 3
somos artesanos 4
Si ser artesano es sentir en tus manos la materia prima y la naturaleza, los pescadores no solo lo sentimos, lo llevamos en los genes
Según la Unión Europea, “pesca costera artesanal” es la  practicada por buques pesqueros de eslora inferior a 12 metros que no utilicen artes de pesca de los denominados de arrastre.

Sin embargo, esta definición no corresponde al concepto de pesca artesanal que se desarrolla en las Islas Canarias, pues aquí es la realizada por embarcaciones de menos de 15 metros de eslora, con artes de alta selectividad, excluyendo cualquier tipo de arrastre, cuyos caladeros se encuentran a distancias de la costa, inferiores a las 12 millas náuticas.

Más allá de los metros de eslora de las embarcaciones, la actividad en Canarias tiene unas características ambientales, sociales y económicas específicas que, unidas a la estrechez de la plataforma insular, el carácter oligotrófico (bajo contenido en nutrientes) de sus aguas y el predominio de fondos marinos abruptos, limitan a que la explotación de los recursos marinos sea llevada a cabo exclusivamente mediante técnicas de pesca artesanal (Galván, 1982).

Dada la cercanía de los caladeros, las mareas realizadas por los pescadores son diarias. Dependiendo del arte que vayan a emplear, los pescadores salen a faenar al amanecer o al atardecer, regresando a tierra aproximadamente entre cinco y siete horas más tarde. A veces, si la “pesca ha sido floja” y el tiempo y las mareas lo permiten, al regresar a tierra cambian de arte y vuelven a salir a faenar. En cualquier caso, la jornada no acaba cuando vuelven a tierra puesto que es habitual que, tras un merecido descanso, vuelvan al puerto a reparar y poner a punto las artes para la siguiente jornada.

Mención aparte, merecen las mareas en zafra de atún, cuando al atardecer se sale en busca de cebo vivo (sardinas, caballas), única forma de pescar atún, regresando a medianoche, para volver a salir al amanecer en busca del banco de atunes. Una vez localizado el cardumen, los atunes se pescan uno a uno con caña, hasta que se acabe el cebo. Tras la descarga, la tripulación tiene unas pocas horas de descanso, pues de nuevo hay que salir a coger cebo para volver a pescar el tan apreciado atún, situación que puede prolongarse durante más de diez días, el tiempo que dure el paso del atún por la isla.

Al igual que en otras profesiones, entre los pescadores hay distintas titulaciones (patrón, marinero, maquinista), siendo el patrón el que toma las decisiones de navegación y operaciones de pesca. Sin embargo, el reparto de beneficios se realiza de forma equitativa “a la parte”: una vez descontado los gastos del barco, las ganancias se reparten a partes iguales entre toda la tripulación.

CARACTERÍSTICAS AMBIENTALES, SOCIALES Y ECONÓMICAS DE LA PESCA EN CANARIAS

ASPECTOS AMBIENTALES:

  • Gran selectividad
  • Muy bajo o nulo porcentaje de descartes
  • Bajo impacto directos sobre el ecosistema
  • Muy bajos niveles de CO2
  • Baja escala de producción y tecnificación
  • Gran conocimiento del ecosistema de los pescadores
ASPECTOS SOCIALES:

  • Fuerte vinculación con su entorno
  • Fuerte arraigo social
  • Mínima división del trabajo
  • Alto grado de equidad
ASPECTOS ECONÓMICOS:

  • Importante contribución al tejido socioeconómico de la zona costera
  • Circuitos de comercialización cortos
  • Empresas poco capitalizadas