cast romeral leyend y curio

Leyendas, curiosidades

  • Los marineros de Castillo del Romeral llegaron a ser los más numerosos en los barcos que se acercaban al banco canario-sahariano, los costeros.
  • Dicen que debido a las largas ausencias de sus maridos, las mujeres de Castillo del Romeral tenían que tomar el mando de sus casas, ganándose fama de mujeres temperamentales y capaces de enfrentarse a cualquier problema.
  • Los niños también sentían muy pronto la llamada de la pesca. Desde muy pequeños, contribuían a la economía familiar como carnaderos. Se esforzaban como caladores de orilla y se les pagaba con peces que serían utilizados por sus padres como carnada.
  • Las actuales piscinas naturales fueron restauradas en 2010, y son el principal punto de ocio de los habitantes de Castillo.
  • El molino de viento de La Caleta fue muy importante pues molía el gofio, base de la alimentación, que abastecía a todo el sur de Gran Canaria.
  • Juncalillo del Sur era una zona verde y húmeda, un manglar plagado de flora autóctona. Fue arrasado para abrir paso a los cultivos de exportación.
  • Hasta prácticamente los años 40, Castillo del Romeral quedaba despoblado de junio a septiembre. El pueblo en peso se trasladaba a pescar más al sur de la isla, huyendo de los fuertes vientos que soplan en la zona durante esos meses. Ese es el motivo por el que la fiesta de su patrona, la Virgen del Carmen, se celebra en septiembre y no en julio cuando corresponde. La primera procesión marítima con la Virgen del Carmen en septiembre fue en 1977 en el barco llamado “El Ligero”.
  • Gracias a la labor realizada en el Pósito Marino de La Caleta, los habitantes de Castillo del Romeral pudieron aprender a leer y escribir, dejando atrás tiempos de analfabetismo.
  • Dicen los lugareños que la misteriosa Luz de Juncalillo se aparece en la zona árida y despoblada de Juncalillo del Sur y hay quienes afirman que la han visto pasar alguna noche por las calles de Castillo del Romeral.
  • Justo a la entrada del muelle, frente al bar de la cofradía de pescadores, hay una gran escultura de un pescador que han bautizado como Pelayo, pues dicen que se parece a un pescador del mismo nombre.